La primera piscina de cerveza está en Austria

Si te gusta la cerveza estás de enhorabuena, una cervecera austriaca crea las primeras piscinas de cerveza del mundo. Así que se eres fan de esta bebida, compra unos billetes de avión a Austria y sumérgete en cerveza.

La cervecera austriaca Starkenberger, con más de 100 años a sus espaldas, ha llevado a cabo la construcción de las primeras piscinas de cerveza del mundo. Las piscinas se encuentran dentro del castillo de esta industria en Tarrenz y han sido diseñadas por Wernfried Poschusta.

Son siete piscinas, en cada una de ellas se rebajan 300 litros de cerveza con 12.000 litros de agua. La sesión es para un máximo de cuatro personas que podrán disfrutar de la experiencia durante un periodo de 30 a 60 minutos. Además, podrán saborear al mismo tiempo jarras de cerveza u otras bebidas que ofrece Starkenberger. Por otro lado, el personal recomienda a los clientes no beber líquido de la piscina, aunque la cerveza no esté contaminada.

La idea de crear estas piscinas con cerveza proviene de la creencia de que la cerveza tiene propiedades medicinales para la piel, por lo que recomiendan no ducharse después de salir de la piscina, para que se penetre bien en nuestra piel y haga su efecto. Esta creencia se remonta a siglos atrás, ya que hay unos documentos que muestran la existencia de balnearios de cerveza hace aproximadamente unos 2000 años.

Pero no hace falta irse tan lejos para descubrir que esta bebida alcohólica tiene beneficios para la salud siempre que se beba con moderación, como todo. Algunos estudios han revelado que la cerveza ayuda a regular el colesterol, protege los huesos, también te protege de alterosclerosis y de determinados riesgos cardiovasculares.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia